Las aulas de la vida tienen arena.

Tenía como 30 minutos de haber hundido los pies en la arena caliente de las playas de Cahuita, en mi primer día de vacaciones, cuando, como si fuera una serpiente, un pensamiento se me coló entre la brisa marina y me susurró al oído: “tal vez fue un error haber venido…y sólo, para peores.”.  Confieso […]

Leer más Las aulas de la vida tienen arena.