Esta ciudad vacía.

La ciudad perdió presión. Tuvo una herida en ambos costados y miles de fagocitos en éxodo la desinflaron en una hemorragia de gente y autos. Para cuando salí, el aire estaba fresco y liviano. La noche, entraba tímida por una hendija del cielo color índigo, recién desangrado de un atardecer radioactivo y no encontró más […]

Leer más Esta ciudad vacía.

¡Felicidades! Usted es una Zoila.

“No puedo pescar” – dijo mi amigo, con la mirada llena de rabia dirigida hacia él mismo. Los demás nos volvimos a ver extrañados. Después de todo, él llevaba la mejor caña de todas, así que no comprendimos de qué se trataba aquél arrebato. Éramos 4 chiquillos de colegio, habíamos topado con la suerte de […]

Leer más ¡Felicidades! Usted es una Zoila.