El Escape.

Si aquello hubiera sido una película de esas que Hollywood produce en masa – pensé- todos en la playa estarían señalándome con el dedo, sosteniéndose la panza de la risa mientras se alejan con sus cuerpos perfectos al ritmo de la música de algún artista de moda (a quien le pagaron por utilizarla en la […]

Leer más El Escape.

Soy demasiado bueno para este trabajo

“¡No soporto más a los jóvenes!”-  Me dijo, casi desesperada, la encargada del proyecto en el que estaba trabajando. Viendo su firme expresión en ese momento yo, sin ser doctor, podría certificar sin lugar a duda que, efectivamente, estaba ante un severo caso de alergia juvenil. Severo es poco. Más bien les cuento que, si […]

Leer más Soy demasiado bueno para este trabajo

¡Ganga! Lecciones de vida a mil.

¿Cuántos años cree que tengo? – me preguntó el señor. De haber sabido que el hombre frente a mí había vivido toda su vida en la ciudad, el cálculo habría sido mucho más fácil. Pero estábamos a los pies del cerro de la muerte y don Alfredo, claramente, era un hombre de campo. “Que difícil” […]

Leer más ¡Ganga! Lecciones de vida a mil.

¡Felicidades! Usted es una Zoila.

“No puedo pescar” – dijo mi amigo, con la mirada llena de rabia dirigida hacia él mismo. Los demás nos volvimos a ver extrañados. Después de todo, él llevaba la mejor caña de todas, así que no comprendimos de qué se trataba aquél arrebato. Éramos 4 chiquillos de colegio, habíamos topado con la suerte de […]

Leer más ¡Felicidades! Usted es una Zoila.