Pagándole a Dios


El Banco de Dios

Ninguno de los rollos del mar muerto, ni algún especial del Discovery o el History Channel (ahora tan dedicados a temas apocalípticos), ni siquiera las visiones de los llamados profetas modernos nos cuentan acerca de las habilidades bancarias de Dios. Eso aún es tan misterioso como la pregunta de si Dios es un viejillo de barba blanca y aspecto poderoso o una Ella con aspecto de ambientalista new wave.

Hace muchos años, poco después de la Segunda Guerra Mundial, un vendedor de confites pobre hizo un pacto de negocios con Dios. Lo bueno fue que, mientras lo hacía no se cayó el sistema, ni tuvo que hacer fila en varias agencias. El trato fue el siguiente: Si Dios le ayudaba a hacerse de plata, él le pagaba la mitad al creador del Universo. Imagino que, sea cual sea, la factura por haber creado todo debe ser bastante alta, pero parece que Dios aceptó la oferta… y se aseguró una excelente mitad. Esto por que el “vendedor pobre” llegó a fundar Kwik Save, una exitosísima tienda en Gran Bretaña que le generó  una fortuna personal de $1.1 billones.

Ahora, con 82 años a cuestas, Albert Gubay decidió que había hecho esperara a Dios lo suficiente. A pesar de que sigue vivo y negociando ya hizo arreglos para que, en el momento de su muerte, la mitad de la fortuna llegue a manos de la iglesia católica y las caridades que ésta apoya. El resto de la fortuna de Gubay será también para caridades, pero administradas por sus allegados.

Albert Gubay

Al menos para Gubay, Dios resultó un buen banco: dio tiempo suficiente y se le puede pagar hasta después de muerto. Imagino que un banquero terrestre no estaría muy seguro de esos términos, pero quién le va a discutir al responsable de todo? Sólo falta ver qué hacen sus albaceas terrestres, o sea, la iglesia, con semejante dinero. A ellos sí que les podrían pedir cuentas… y ya sabemos que en muchos casos, deberían.

Anuncios

5 comentarios sobre “Pagándole a Dios

  1. ¿con que se puede pagar a Dios?
    que lastima jesus dijo en este periodo: “señor perdonalos porque no saben lo que hacen” por mucho que hagan si no hay un arrepentimiento vedadero aunque den toda su fortuna jamas conoceran lo bueno de Dios.
    saludos……………

    1. Este señor, según lo que he leído, ha pasado su vida fomentando el desarrollo de los lugares donde pone su negocio. Al parecer (por que uno no puede hablar por nadie), no es un caso de comprar salvación o cosas por el estilo jeje. A ver qué pasa con eso. Gracias por leer y comentar!!
      -Walter

  2. poco mas de un año,, voy a comentar esto,,,,jejejje
    creo fielmente en Dios,,,,tengo la seguridad de que es tan real y ademas de todo tiene un cierto parecido con nosotros,,, puesto q somos sus hij@s,,, y debe haber un cierto parecido (según la genética),,jejej bueno digo yo,,,
    creo en la realidad de Dios bendice a quien realmente lo necesita solo q muchas veces somos nosotros que echamos todo a perder,,,
    ‎*Creo en DIOS, como el ciego cre en el sol, no porque lo vea sino porque lo siento…*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s