Los Hombres de Negro de ahora.


Por tercera vez, el mundo asocia la frase “Hombres de Negro”, con Tommy Lee Jones y Will Smith, corriendo por toda la ciudad de Nueva York, disparando armas de plasma, interrogando alienígenas de curiosas formas y siendo cubiertos cada cierto tiempo, de saliva o vómito extraterrestres. Sin embargo, no siempre fue así.

En 1947, un hombre de negocios llamado Kenneth Arnold, fotografió y reportó unos extraños “Objetos Voladores No Identificados”, inaugurando así, una verdadera fiebre por todo lo relacionado con extraterrestres.  La imaginación popular estaba más emocionada que pre-adolescente  que descubre las revistas para adultos; la ciencia ficción en sus diferentes medios, se encargó de difundir las imágenes que muchos tenían de extraterrestres, naves de otros mundos, guerras interplanetarias e invasiones.

Pero a la par de la imagen de los marcianos verdes de reducida estatura y de los platillos plateados que venían a colonizarnos, otra figura comenzó a hacerse notar dentro del imaginario popular, aunque tal vez no tanto como las anteriores: Los hombres de negro.

Los diferentes estudios, serios y no tanto, sobre el fenómeno OVNI, hablan de unos extraños hombres, la mayor parte de las veces vestidos de negro, que visitaban a las personas que decían tener evidencia sobre contactos o avistamientos extraterrestres. Éstos personajes se identificaban, en ocasiones, como pertenecientes a alguna oscura entidad gubernamental. En la mayoría de los casos, los testigos eran atemorizados o agredidos; la evidencia que pudieran tener, desaparecía.

Poco a poco, entre los adeptos a las teorías de conspiración, estos hombres de negro se convirtieron en lo más parecido a un espanto: personas sin escrúpulos que hacían el trabajo sucio del gobierno, todo con tal de que “la verdad” nunca fuera revelada. Curiosamente, nunca se hicieron tan famosos como los extraterrestres grises, o los que, de acuerdo con algunos, más parecen ángeles que seres venidos de otro mundo.

Hasta que llegó 1997 y, de la mano de Hollywood, el mito urbano de los hombres negros se transformó: parte comedia de acción, parte historia de parejas disparejas y 100% ciencia ficción.

La fórmula tuvo éxito y vino la secuela, cumpliendo la famosa frase que dice que segundas partes nunca fueron buenas. (si, ya sé que El Padrino y Batman (Nolan), rompen las reglas, por dicha lo hacen.)

Luego del rato que, asumo, les tomó recuperarse del fiasco de MIB2 (o de convencer a los actores a que acudieran a redimirse), llega MIB3. La historia avanza y ya vemos a un J que está a punto de estar listo para convertirse en mentor de alguien más, mientras que K es una verdadera pieza de museo que, a pesar de su cara de malo, da la impresión de estar esperando a que lo retiren.

Un viaje en el tiempo refresca la trama, pero la cinta es, básicamente, la misma receta recalentada a punta de láser: Viene amenaza intergaláctica, persecución, interrogatorios a alienígenas curiosos y originales, aparición de algún famoso que resulta que es de fuera de este mundo, persecución y enfrentamiento final.

¿Es malo esto? Pues no, por que no deja de entretener. Es como pretender que una comida rápida como la pizza, sepa diferente cada vez que nos sirven una nueva rodaja de nuestra opción favorita. Cine de palomitas, efectos y mucho humor,a penas para sacarlo a uno un rato de este mundo.

Nota final, se me ocurre, poniéndome en los zapatos de alguno de esos fanáticos de las conspiraciones, que la mejor manera de que algo pierda prestigio y se deje de estar buscando claves para “la verdad”, es hacerle su propia película cómica. Ahora, lejos de imponer un sentido de alarma, los hombres de negro, tan temibles hace medio siglo, son sinónimo de cachorros Pug fotografiables y trajes enteros de corte gubernamental.

-Walter Campos

Anuncios

5 comentarios sobre “Los Hombres de Negro de ahora.

  1. a penas para sacarlo a uno un rato de este mundo… me fascina esta frase,,,, di vamos a tener que sacar el rato para ver si nos logra sacar de este mundo,,,, saludos wal 🙂 bless

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s